Páginas vistas en total

martes, diciembre 15, 2009

Hautacam (o de como el hombre se hace leyenda)


Este no es un texto mío, sino de Fingón, un hombre que, sin duda alguna, conoce la belleza del clicismo y de sus calurosas tardes de julio. Gracias.

"Quisiera plasmar un recuerdo, que a primera vista igual parece deportivo, y de hecho es deportivo, pero va más allá. Tiene que ver con mucho con la transformación de un evento deportivo, en un evento social, de como algo material como es el desarrollo de una profesión traspasa las fronteras materiales y se instala como estrato creando una imagen indeleble y que permanece inalterada con el tiempo.
Estos hechos no se producen normalmente y muy a menudo pero uno esta seguro porque su interior se lo dice, “estoy siendo testigo de algo histórico”. De hecho pueden pasar años sin que suceda algo así y no se depende del éxito que se obtenga, sino de, como he dicho antes traspasar la frontera e instalarse en la historia en el corazón de la gente.
Quisiera empezar esta aventura con el ciclismo, deporte que por su dureza, por la participación de la gente a lo largo de las etapas y sobre todo, por la identificación con el individuo que sufre.
Me encontraba en una gran superficie en el año 1993, en pleno Tour de Francia, etapa Cahors-Lourdes de 263 kilómetros, y primera etapa de montaña. A regañadientes había que ir a hacer la compra semanal, fin de semana y todo eso. La gente, sobre todo la clientela masculina, iba de mal café y todos pensando lo mismo, “toma de contacto con la montaña y yo empujando un carrito que comienza a llenarse de almejas Dani, leche Sali y galletas Maria, para colmo tenemos numero para el pescado y la carne…”
Sin duda era algo que se palpaba, algo especial iba a suceder y la gente no se lo queria perder, incluso se hacía el silencio, oyéndose sólo el perpetuo bip de las cajeras y el ruido de las bolsas de plástico quejumbrosas porque quizás las habían llenado con un peso de más.
Así como quien no quiere la cosa iba transcurriendo la tarde, cuando pasando por el pasillo de detergentes se ve una estampida de carritos hacia la zona de las televisiones, un tropel de carritos con niños que se bamboleaban dentro sin compasión por parte del padre-piloto. ¿Qué coño estaba sucediendo? Sencillamente el gigante navarro estaba atacando, justo donde atacan los genios o la gente que tiene mucha mala leche, donde duele, donde duele y mucho.
Todo el silencio que había se convirtió en griterío e improvisado mentidero de ciclismo. Debo decir que yo también corrí aprovechándome de mis pocos años para coger un buen sitio delante de una televisión Thompson (en ese tiempo no había teles de plasma).
Como ha dicho antes Indurain atacaba, con un Rominger que se quedaba debido a la dureza y a la colitis que según Juan Fernández le había tenido sentado en el trono más de lo deseable. El gran Miguel puso la moto, Luc Leblac le hecho el garfio vista la imposibilidad de adelantar al proyectil amarillo que subia y subía y subía, mientras Arsenio González (este tío ahora será octogenario) sufría y sufría y sufría tirando del suizo que veía como se le escapaba la carrera. Un Pantano con estrella ascendente puso ojos como platos cuando vio lo que se le veía encima “Ojala estuviese en Cesenatico” debió de pensar el elefantino, mientras Indurain le decía con la mirada que o te apartas o te atropello.
La historia dice que Indurain quedó segundo porque Leblanc le pasó al final o le dejo ganar Indurain. Que Pantani llegó a unos segundos a golpe de riñón y lo que era más trascendental, en esa etapa Rominger perdió el Tour, no físicamente, pero si psicológicamente.
Mi historia dice que en esa gran superficie, llámale Hipercor, Pryca Continente, mientras un grupo de señores subían una montaña en bicicleta, un grupo de personas chillaban como locos, a mi lado se produjeron situaciones de rabia, puños apretados, caras fijas. Las mujeres recriminaban a sus maridos su falta de atención, los “vete a la mierda”, o “déjame en paz” se sucedían en respuesta a los “Manolo tenemos que ir a la pescadería” o “Tienes que venir a ayudarme a escoger un cubo para la fregona”- “Elige el que te de la gana, me importa una mierda” le espeto uno sin ni siquiera prestar atención a la respectiva.
Todo acabo para todos cuando el gran Miguel congio se enfundó el oro, cogió su oso de Credit Lyonnais y alzó los brazos, mientras nosotros los alzábamos también y aplaudiamos, y poco a poco nos girábamos volviendo a nuestras ocupaciones con una sonrisa en la boca.
Seguramente, alguno de estos maridos durmió en el sofá, o tuvo a la parienta de morros durante una semana, pero una cosa es seguro, por lo menos para mí. Miguel Indurain no fue el único que tocó el cielo ese día. "

PD: disculpen el retraso en las actualizaciones.

sábado, julio 25, 2009

Mitificaciones: Federico Martín Bahamontes "el águila de Toledo"

Seguramente, el mejor escalador de la historia de España (con permiso de Perico). Este año se cumplen 50 años de su trunfo en el Tour de 1959. Nos quedan las hazañas de aquellos Tours épicos, que lo mismo perdías dos horas como al día siguiente recuperabas media hora, con ataques de comienzo, sin tácticas, reparándote tú mismo las averías, carreteras semiasfaltadas, distancias brutales, y héroes famélicos que paraban arriba del Tourmalet a comer un pollo asado o un helado (anécdotas reales de Bahamontes).
Ganar un tour en esa época para un español era un milagro, pero este osado y menudo corredor hizo lo imposible: ganar a Charly Gaul (el ángel luxemburgués), a la máquina perfectamente engrasada: Jacques Anquetil (5 Tours) y a todos los que se pusieran por delante en su camino hacia las montañas, su hábitat natural; como el águila, divisaba a sus presas en las cimas y atacaba sin piedad hasta la meta.
Tiene el record de ganador del maillot de la montaña (si quitamos a Virenque, ejem,ejem!), y nos deja perlas como éstas:
"de los de mi generación estoy sólo yo vivo porque era el único que no me dopaba"
"Amstrong no gana el Tour ni borracho", tras decidir Lance retornar a la competición.
La anécdota del helado, de lo mejor que he leído:
"Me escapé con Leguilly, Lazarides y un belga. El coche del belga se acercó para decirle que no tirase, porque eso me favorecía, y al pasar a mi lado saltó una piedra y me rompió dos radios de la rueda trasera. Era un puerto corto, pero muy duro. Tenía rampas muy fuertes. Cuando llegamos a la cima estaba nervioso y cabreado como una mona. Berrendero no venía para arreglarme la avería. Así que me paré.
Había dos carritos de helados, cogí un embudo yme puse uno de vainilla. No me podía contener de la rabia. Los aficionados me querían robar el dorsal. Aquello estaba atestado, como en todos los puertos del Tour.
Como era una escapada como Dios manda, y no como las de ahora, el pelotón estaba a catorce minutos, pero yo no lo sabía. Como no venía nadie, cogí agua de un arroyo cercano y cuando apareció el pelotón les remojé con el agua.
Era un puerto que apenas tenía descenso, pero no lo sabía. Cuando me arreglaron la bici, tomé avituallamiento, plátano, un poco de azúcar, y miré el croquis de la etapa. Me volví a escapar. Y coroné el siguiente puerto en cabeza, pero agarré una pájara de escándalo, de las de antes. Yo me preocupaba de la clasificación de la montaña". El toledano llegó a meta con más de 11 minutos de retraso de Lazarides en ese día y acabó ese Tour en el puesto 25.
Por sincero, por héroe, y por ciclista, te mitificamos.

Dicotomía

Pp-Psoe; Nachismo-Delgadismo; Coche-bicicleta; Tarantino-Isabel Coixet; Real Madrid-F.C.Barcelona; Cola-Cao- café; Beatles-Rolling; Whoopi Goldberg-Halle Berry; Quackmire-Escrivá de Balaguer; Propinismo-Antipropinismo; Perímetro-Alforjismo; yo-resto del mundo...

La vida es siempre elección: a veces hay que decidirse; otras veces, no elegir y algunas, seleccionar todo.

Pd: pueden dejar sus dicotomías en comentarios; serán gratamente recibidas y comentadas.

domingo, junio 14, 2009

New "livers"(Vividores de nueva hornada)

Toda la vida siempre hemos visto gente que denominamos Vividores que, aprovechándose de todos un poco, han ido viviendo del cuento. Incluso, por momentos, hemos tenido sentimientos diversos sobre ellos: desde la repugnancia hasta la diversión, pasando por envidia o pena. Ejemplos clásicos de vividores famosos los tenemos en la cabeza: Gunilla, Coto Matamoros, Pocholo, o Jaime de Mora y Aragón.
Actualmente, existe un nuevo género de vividores, los denominados "New livers", vividores de facto que se hacen pasar por gente corriente, y que, si no te percatas, te hacen creer que trabajan de sol a sol. Un rasgo distintivo son sus críticas a casi todo, siempre creyéndose con conocimiento de causa en cualquier tema: "Sé de buena tinta que...". No confundir con el "Te lo dije", similar, pero distinto.
Otra característica es el mecenazgo: Todos tiene detrás un patrón o mecenas (normalmente en la sombra, ya sea padres, Estado, etc...) que financia sus actividades o las carencias de éstas.
Una conversación ficticia entre Newliver y un común mortal pudiera ser:

(Común mortal)-Hey, John Matt Ferguson, que tal estás? que haces?
(New liver)-Pues estoy buscando trabajo, pero, oye, no sale nada.
-¿De qué buscas?
-Hice una tesis avanzada sobre los canguros macho del Suroeste de Australia.
-Ah, parece muy bonito. y estás mirando trabajos en Australia, ¿no?
-no, es que no quiero salir de mi barrio, busco por la zona.
-Ah, entonces, ¿buscas en algún zoo o...?
-No, es que fíjate que verguenza, que no hay trabajo de lo que yo he estudiado. La culpa la tiene...(y en este momento suelen echar la culpa al que peor les cae)
-ya, ya, venga, hasta luego.

Y recordad, la clave del new liver es: Hago como que hago algo, pero , efectivamente, no hago nada.

"...Porque seremos cientos,
por cada uno de los vuestros..."

sábado, junio 13, 2009

Cuestión de sentimiento

Hoy es un buen día, porque el Real Zaragoza ha subido a Primera división. No es interesante para algunos, pero a la mayoría nos agrada la noticia.
En un paso efímero, y que no debería haber existido, hoy se acaba este añito en el infierno. A veces es bueno caer y revolverte en el fango para apreciar las pequeñas-grandes cosas.
Sí, dije que no debería ser celebrado porque es el hecho natural del Zaragoza estar en la máxima categoría, pero donde dije Diego, digo que me acabo de ir a la Plaza de España, con pecho al descubierto a animar a los jugadores, que iban cantando en el autobús esa frase que tanto me chifla: "Zaragoza no se rinde , Zaragoza nunca se rinde".
Pese a los antifutbol, pese a los agoreros (hubo quién dijo que bajaría a Segunda B; ahora chaqueteará), pese a todo ese inframundo que impregna de negatividad cualquier concepto, es el triunfo de los jugadores, de nosotros, de toda la ciudad engalanada, y unida por un sentimiento: el de demostrar que somos de Primera, que siempre lo hemos sido y que, pase lo que pase, siempre lo seremos.
Pd: Y voy a poner el gol de Nayim,¡¡hombre ya!! piel de gallina, ufff veanlo con voces de la radio. Grandioso.

miércoles, mayo 27, 2009

Mundo rural idílico (Rutina accesoria IV)


Mi vida transcurría en una casa rural, perdida en la montaña, pero no tan lejos como la del abuelo de Heidi.
Bajaba en bici a comprar al pueblo, con su ultramarinos de toda la vida. En la trasera de la bici llevaba una caja de fruta verde, que hace las veces del carro de la compra.
Cocinaba pasta en cantidades ingentes, porque el entrenamiento en altitud esconde sacrificios extras. En la televisión no existía TDT, ni el i-phone había superpoblado los bolsillos de los conciudadanos, pero sí, había cobertura de móvil con el que saciar mis ansias de vida social.
Debía usar el coche, pero no más de lo necesario; bajaba a la explotación de Pedro Antonio, a ver como iban sus animales. El cerdo parece que está preparado para la matanza. me dá un poco de pena, pero ha vivido bien, al aire libre, y comer y fornicar como rutina diaria, no está tan mal. El jamón promete.
Llaman a la puerta después de comer; es Eustaquio, y su partida de mus diaria. El tapete alimenta otra hora.Los forasteros piden en el casino Bombay Zafir; la mirada del camarero basta para que cambien su opción. sin duda, no era la mejor. En el pueblo hay que aprender nuevas y peculiares formas de humor, si no quieres "Fagocitarte".
Hace frío, parece que va a nevar...ya se acercan los cafres: ataviados con sus esquís, pretenden que su vehículo llegue hasta el sarrio más alto. Humo, humo, tos, tos, tosferina. Contradicción: dejan su dinero y de ello vive el valle. Maldito parné.
La calma nocturna, oscuridad extrema, me hace estar tranquilo, los hábitos rutinarios me relajan y me equilibran. 50 abdominales no estarían mal, mejor mañana, todavía no me he adaptado a la altura.

"Adoptaré formas sencillas, como la Times New Roman;
quemaré todos los ejemplares de la Cosmopolitan..."

lunes, mayo 11, 2009

La penúltima bocanada

Las nubes cubren las turbias mentes los lunes, martes. Miércoles, el cielo se abre (sólo en mi interior), pero se abre. Tan sólo hay que repetir la histórica frase: "ya es miércoles". Y así pasa el tren que pasa, disparado al viernes.
Humo y alquitrán; nicotina y agua de rosas, Barón Dandy, Cacique, Serbia y risas. Miles, millones, trillones de risas estratosféricas, y sobre todo, sinceras. Risas que apagan descensos de equipos, decisiones de jefes, decepciones de amor(o sólo sexuales, que no es poco), y que se rebelan como el mejor antídoto al transcurrir de las horas, días...años.
De conversación, dialécticas filosofales en torno a cual es el mejor papel higiénico o que helado incita más al sexo oral(Calippo vs Pirulo) .
Siempre de fondo esa música que no cesa (como el mar) y que brama al son de Loquillo : "¡¡Cuando fuimos los mejores...!!".
Dénme pan y circo, denme de nuevo pan y circo y vuelvanmelo a dar, pero que "no se rompa la noche, por favor que no se rompa".
"-¿Cual ha sido tu mejor noche?
-Espero que esté por llegar"

Mitificaciones: Lance Armstrong


Porque volvió de entre los muertos para hacernos gozar ocho Tours como enanos de jardín en Kirstenbosch, porque tras dos años de "vacaciones" se le ocurrió volver; con 38 años, todo hecho y nada que ganar (y mucho que peder). Porque dice que lo hace por ayudar al cáncer (habiendo recaudado toneladas de millones), pero lo hace por el ansia de ganar otro y recuperar el ciclismo; porque no cobra un euro de salario (sí de patrocinadores, que tonto no es); porque se rompe la clavicula y, pese a todo, va al Giro; porque en cuanto puede, dá espectáculo; porque pienso que ha vuelto sin ese exagerado orgullo tejano que le hacía tan antipático; porque lleva 18 años al máximo nivel, y, si no, vean el vídeo.
Pero sobre todo...porque ama el ciclismo por encima de todas las cosas.

* Si diera positivo en algún control, retiraría de inmediato el Post. De momento, presunción de inocencia.
pd: Mirad el impresionante vídeo y escuchad al comentarista. Es para nostálgicos. 29 segundos para los anti-Armstrong, que también tienen su derecho a disfrutar.




jueves, abril 23, 2009

El entierro de León



Frac, chistera y pajarita en el entierro de su amigo. Las plañideras observan con mirada asesina la ocurrencia de Jonan. ¡Qué desfachatez!¡qué desverguenza!, se oye, mientras el cura ofrece sus primeras palabras cargadas de monotonía.
Jonan se levanta y se descubre la cabeza en un gesto propio del siglo XIX:
-perdone, señor sacerdote, ¿podría decir unas palabras?
El cura le mira a la chistera. Algo atónito, le permite coger el micrófono ante el susurro del respetable.
- Amigos, familiares y demás gente, gentuza y aves de mal agüero. He venido aquí para despedir a León; tal y como se merece, a lo grande. A la mitad de los que han venido hoy, León seguramente les escupiría y a la mitad de la otra mitad no les ha visto en los últimos cinco años. Pero debían venir a hacer el paripé, así que ya se pueden ir a su guarida.
Nadie de los presentes movió un solo dedo de la sorpresa.
En ese momento, Jonan sacó un Kalashnikov del propio ataúd, y apuntó hacia la muchedumbre:
-Desde que León enfermó, estoy haciendo cursillos de armas y explosivos. Estoy bien preparado, y quiero que se levanten todos los que han venido a hacer de llorones sin buenas intenciones. León y yo hicimos una lista antes de morir, así que, el que no se levante, teniendo que hacerlo, será inmediatamente acribillado.
Las plañideras se acurrucaron, sin levantarse, y Jonan dio un tiro al aire. En ese momento, comenzó a salir la gente, de manera ordenada (sorprendentemente).
En el momento final, quedaron siete personas: los padres del finado, Jonan, la chica de la barra de strip-tease que solía visitar los lunes, dos amigos más y la chica de la limpieza de la empresa donde trabajó León.
Todos ellos se acercaron a Jonan y se fundieron en un cálido abrazo junto al féretro, mientras, de fondo, sonaban las sirenas de la Policía local.

Hampster

No hay resquicio voluntariamente abierto. El cubículo permanece cerrado, mientras el hampster dá vueltas en su ruleta de plástico, desarrollando musculatura y fortaleciendo el pensamiento. Tan sólo se abre el rescipiente media hora diaria para airear cuerpo, mente y aparato reproductor. Esa media hora es libre, pero teme todo lo de fuera, por que lo que conoce no le gusta, y lo que no conoce, tampoco, a priori.
Querría perderse en desiertos llenos de ruletas idénticas, para tener la impresión de ser libre, pero repetir actos uniformes aparentemente elevados al cuadrado, al cubo, y, así, sucesivamente. Siempre con arena fina debajo para no hacerse daño al caer, porque le gusta experimentar pero con red, como el funambulista al que le quedan tres meses para jubilarse.

viernes, abril 10, 2009

Mitificaciones: Ramón Trecet

Ramón Trecet García (San Sebastián, 1943). Periodista deportivo con mayúsculas imperiales. Toda mi generación le comenzó a conocer en sus históricas retransmisiones de la NBA a horas intempestivas que hacían de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos auténticos superhéroes. Además tiene ese toque de ironía maravilloso. Aún me acuerdo cuando machacaba Karl Malone y él decía : ¡¡Ding-Dong, el cartero siempre llama dos veces, señores!!
Posteriormente pasó a jefaturas de oficina de RTVE, poniendo al infumable Pedro Barthe en las retransmisiones, un tipo que no existe en un mundo que no es real.
Le teníamos perdida la pista, hasta que comenzó a aparecer en las tertulias de Ondacero in the night para poner la mejor puntilla a cada comentario. Mientras, seguía con un pograma en Radio3 de músicas étnicas y bastante extrañas, por cierto, que tan sólo escuché dos veces.
Hasta que ha llegado la etapa actual en la que se prodiga en RadioMarca, donde deberían hacerle una reverencia cada vez que habla, y un blog muy seguido y prestigioso.
Además, se está introduciendo en los debates políticos nocturnos en VEO TV, donde les dá mil vueltas a todos. ejemplo: el otro día hablando de la crisis y el gobierno, dos periodistas hablando, uno, defendiendo las tesis del pp y otro, del Psoe (viva la independencia de los medios). A lo que él hizo un comentario grandioso , a la par que extraño:
-¿sabeis quien era el general en la zona de Pearl Harbour antes del bombardeo?
Los otros, flipando:
-Ramón, no te sigo en tu planteamiento.
-Pues ahora me pillas, Ramón, no lo recuerdo.
En ese momento, Don Ramón Trecet tampoco se acordó de quién era el tal General, y la conversación se diluyó por el moderador que no le hizo el caso que debiera.
Pero a lo que voy es que siempre pone el punto flemático, descreído, inteligente, y abrumadoramente realista que hace que los demás comentarios queden a la altura del barro.
Por todo ello, y mucho más , queda mitificado.

Pd: Creo que su teoría respecto al general era que nadie se acuerda de las personas que están antes de las crisis, sino de las personas que sacan a los países de las crisis. Así, todo el mundo se acuerda de Eissenhower, por ejemplo, y nadie del tipo que comandaba Pearl Harbour.

lunes, marzo 30, 2009

El absoluto control del factor Tiempo

Ataulfo no conseguía conciliar el sueño con facilidad. Le molestaba el ruido más sutil; de hecho, escondía los despertadores “de aguja”, porque odiaba el tic-tac del segundero. Su madre, a veces, le decía:
- ¿Ata, donde está el reloj de pared de la cocina?
- Lo he guardado; me molestaba.
Ese tic-tac retumbaba en su cabeza a pesar de que, a veces , no había ningún reloj cerca. Él no llevaba nunca relojes encima, pero controlaba exactamente el tiempo al segundo.
Una vez, pensaba que tenía los poderes de Shylar, de la serie “Heroes”, que podía captar los poderes de otros superhéroes porque entendía los cerebros como si fueran relojes; de esta manera, intentó, a modo de prueba, aprobar unas oposiciones de Notario intentando extraer la sabiduría del que mejor se lo sabía. Sin éxito, claro.
Un sábado, Ataulfo había quedado con sus amigos en un bar; tras 58 minutos de espera solitaria, decidió marcharse. Diversos sms acudieron a su móvil: “Se ha muerto la iguana de mi vecino. Llegaré más tarde”, “los bomberos están rescatando mi dignidad. No tardaré”; otros ni siquiera avisaban. Ataulfo consideraba la impuntualidad un absoluto desprecio a su tiempo, y, por ende, a su vida, porque la vida, a fin de cuentas, era tiempo; más o menos, pero tiempo, al fin y al cabo.
Consideraba que el inventor del móvil era un impuntual de cojones, y con su instrumento, tenía la vida solucionada y la excusa perfecta. De hecho, pensaba que todas las compañías de móviles estaban presididas por impuntuales. Añoraba aquellos viejos programas como “el tiempo es oro” en el que Constantino hacía tensionar a los concursantes tan sólo con un reloj y ciento cincuenta kg de enciclopedias. Ahora todo puede esperar.
Ataulfo se marchó del bar donde habían quedado, tirando el móvil a la basura al ir hacia su casa. De camino, vió un bar que se llamaba “La hora feliz” y entró. El nombre le tentaba. Era un puticlub, donde señoritas no muy bellas, pero sí dispuestas, le ofrecían carne por dinero. Accedió a un servicio, tras consultar tarifas: media hora, 65 euros.
Subió con una tal Gladis (al menos así se hacía llamar), y, cuando Ataulfo estaba a punto de terminar, se paró y comentó:
-ay, perdona, me he pasado del tiempo, ¿no?
-No, aún te quedan 3 minutos- contestó Gladis
Ataulfo, con una sonrisa de fascinación, le dijo:
-Me encantas. ¿A que no sabes por qué?
Gladys ya había oído muchas declaraciones de amor, sobre todo en sus años mozos, pero le siguió el juego:
-por mis tetas
-No
-¿por mi culo?
-No
-Por mi cuerpo…
-No, no. Me encantas por tu absoluto control del factor Tiempo. Me he fijado que no hay ningún reloj en la habitación, y, aún así, te he preguntado y sabías cuanto tiempo restaba exactamente. Perfecto.
Gladis retrocedió hacia la salida, mientras mantenía una sonrisa forzada y fingida. Al salir, se le oyó susurrar a su chulo:
-Rodolfo, echa a este pirado.

domingo, marzo 15, 2009

Mitificaciones municipales: Gistain/Chistau (Huesca)


Comenzamos sección: pueblos escondidos, para algunos desconocidos, hermosos y, desde ahora, mitificados al extremo.
Gistain (Chistau en fabla aragonesa) es un lugar recóndito del Valle de Gistain(Bal de Chistau), al que dá nombre. Yendo hacia Francia por Aínsa, antes de llegar a Bielsa, te internas hacia Plan y subiendo un minipuerto, llegas hasta Gistain, el último pueblo de la carretera. enclavado entre las montañas del Pirineo, aislado en invierno, es el único lugar en Aragón donde he oído hablar fabla(de hecho, tienen su propio dialecto: el chistabín). Bien conservadas sus casas, y un magnífico torreón, como edificio más visible.
Se puede subir andando desde Plan, por una cuesta desde donde se van contemplando Plan y San Juan de Plan entre los picos del Parque Natural Posets Madaleta.
Puedes hacer excursiones a algún Ibón: el de Ordiceto o Bassa la Mora, y , si vas prontito y en completo silencio, ver como pastan los sarrios. Y luego, bajar a la pastelería de Plan a comprarte un buen croissant.
A veces, en la maraña del asfalto, me imagino allí aprendiendo de los mayores antiguas historias para contar al turisteo agostil, mientras se oyen los pajaricos al albor de la mañana. Tan sólo es eso, imaginación, pero el sitio existe, para quien lo quiera visitar.
Advertencia: No se lo digais a cualquiera, sólo a quién vaya a saber disfrutarlo.

lunes, marzo 09, 2009

Infierno, muerte y destrucción


El logopeda me ha mandado callar, dice que tengo unos nódulos en las cuerdas vocales que me causan dolor al forzar la voz. El silencio es algo que no me puedo permitir todavía, porque tras esa puerta sólo está el vacío. El vacío de no explotar para alcanzar tu propio paraíso diario, el vacío de la autorepresión, consciente de limitarte tu libertad de acción.

Todos hemos deseado ser Michael Douglas en Un dia de furia, mientras cogemos una recortada y damos rienda suelta a nuestros deseos más internos: entrando al bar donde está ese gordo que me pone cara de perro cuando me vé o disparando a ese yuppie engominado, porque sí, por que me cae mal, violencia por violencia. Videojuego real.

Ya, ya, el logopeda ha suavizado su tono. Mi lengua voraz ejercía de recortada y estaba subiendo el volumen de mis acusaciones. Me recomienda que hable bajo y no grite. Ejerceré esta Stockoption y cargaré el silenciador a mi recortada , pero no dejaré de disparar. Si no disparo, tu bala de plata me alcanzará y estoy demasiado mayor para resucitar.


He vuelto. La lava es mi aliada.

miércoles, enero 28, 2009

Honor: personal e invisible


Amanece en el cuarto cinturón, 8:30 a.m., la fiel torre mudejar en la lejanía, y salgo con mi bicicleta dispuesto a todo. Cuando digo todo , me refiero a sudar el maillot, dejar atrás los problemas, y disfrutar de la sensación de libertad que dá la máquina a pedales.
Tras una hora y media de pedaleo, comienza el puerto y comienzo a dar cabezadas. Los años de experiencia (o inexperiencia) me han hecho dejar de mover tanto la bici(estilo Escartín), para pasar a tirar de riñones: estilo Ullrich (ya me gustaría).
Como era de esperar, otros ciclistas me pasan a un ritmo superior, y poco a poco se escapan de mi rueda , pero he decidido que el señor con barba que me ha pasado con maillot del Mercatone Uno no me va a dejar. No, porque mi honor está en juego.
Le dejo marchar tres metros para que no me catalogue de bicho chuparuedas. Es una contrarreloj individual. Él siente mi aliento, pero sabe que no puede cejar en su empeño, porque también tiene su honor.
Cada curva es una pequeña gloria, por el descansillo y por la menor distancia para la cima. Me abro el maillot, bebo agua, y me limpio la baba. Comienza a flaquear y pienso que es el momento de dar el golpe definitivo. Sin ataques, sin estridencias (mi poderío físico no dá para lujazos) avanzo esos tres metros y me pongo a la par; una mínima mirada sin palabras hace que los dos sepamos que nuestro orgullo está en juego. Intento dar un pequeño impulso, avanzando los metros suficientes para que no coja rueda.
Ahora cambian las tornas, yo soy el que siente el aliento, pero es el momento mágico, el instante en que miro mi maillot, y sólo veo un maillot jaune de líder, miro hacia abajo y no veo piernas peludas, sino gemelos bien definidos en tensión.
Por fin veo el final del puerto, y miro hacia atrás disimuladamente, observando que ha quedado atrás , pero no tanto como yo pensaba. En el descenso me adelanta, pero él y yo sabemos que la minietapa había acabado en la cumbre.
El honor personal ha sido cubierto; ni se ve, ni se puede palpar, pero se siente tan grande como la Marmolada.

sábado, enero 17, 2009

!!Niños del Brasil para eurovisión!!


Niños del Brasil (NdB) se presentan este año a Eurovisión. en un acto de demencia maravillosa, y aprovechando las rebajas, se rebajan a la multitud: para ello han creado esta canción pegadiza tecno-pop: Sexy e interesante. En este mismo enlace puedes votar por ellos: yo ya lo he hecho dos veces; ya llevan casi 20.000 votos. Ánimo, que no queda nada y podrían dar la sorpresa.
Se han cascado este vídeo, rajando del resto de candidatos/guaperas, con nuestra canción de fondo: "...y aún te crees sexy e interesante....".