Páginas vistas en total

miércoles, diciembre 26, 2007

Nunca, pero...


Nunca cantaré un bingo, pero seguiré pidiendo solamente un cartón por ronda.
Nunca seré el quinto héroe, pero continuaré reverenciando sus acordes.
Nunca podré subir la cuesta del parque de atracciones en plato grande, pero adoro la sensación del ácido láctico atrapando mis débiles piernas.
Nunca dejaré de comer tortilla de patata, ni patatas, ni pollo asado con patatas. Nunca entenderé a quien no come patatas.
Nunca tendré un pene de 28 cm. Creo. A ver, un momento. Ya. Confirmado, nunca, sin peros.(Frase realizada para replicar al tipo spamero que me manda tratamientos de alargamientos de pene).
Nunca haré un Ironman(¿?), pero si supiera seguro que no lo iba a hacer, estaría muerto en vida.
Jamás escribiré un libro, pero echo unos rollos de impresión.

martes, diciembre 25, 2007

Feliz año


"Queríamos cambiar el mundo
porque no estabamos de acuerdo
como casi ninguno
al menos eso es lo que espero

queríamos tantas cosas
y siempre las retrasábamos
sustituyéndolas por otras

de las que ahora somos esclavos


Ahora que el año se acaba

y otro de nosotros se nos escapa

es momento de renovar
las promesas no cumplidas

Queríamos irnos al sur

al sol que más calienta
tocar rancheras y tangos y blues

mezclados en mar y tequila


y apurar cada trago

creyéndonos inmortales

y que sólo pasaran los años
para los demás


Ahora que el año se acaba
y otro de nosotros se nos escapa

es momento de renovar

las promesas no cumplidas
"

Con la letra de esta maravillosa canción("Feliz año", de Bunbury) despido el año, solicitando que el año 2008 me siga permitiendo balancear la bicicleta de mi destino hacia arriba, hasta la cima del puerto, para desde allí descender, y bajar a toda velocidad(con plato grande, of course), y volver a subir... Y, de vez en cuando, me subiré la cremallera del maillot, levantaré los brazos, y lanzaré besos al público inexistente.

domingo, diciembre 23, 2007

Buffet libre

Primero, no he tenido mucho tiempo ni , sobre todo, imaginación. Actualizo ahora con un Buffet libre, con condimento en los enlaces:

El arte abstracto siempre me ha parecido una gran estafa (sobre todo, Miró), pero lo de este "tontolaba" es de hacerselo mirar. Y encima le llaman artista.¡¡¡y le pagarán!!!. Más madera. Subnormalismo al poder.
**********
Continúo con los estafadores, el otro día fuí al dentista a una limpieza de boca y me sacó cinco caries. "timo", pensé. Fuí a otro, me dijo que sólamente tenía dos. Y más barato. Dr Nick Riviera vs Dr. Hibbbert. Imaginen donde he pedido cita.
**********
Tengo pipas, caramelos, sandías y mandarinas. Yo, lo mismo, pero más barato, y, además, te regalo una brocha de pintor rupestre. El circo ha comenzado; bueno, que nunca estuvo cerrado.
**********
Siguiendo con cosas vergonzosas. Patética, lamentable, pésima, macarra, prepotente, chula, incompetente, ineficaz, ignorante. Todo lo que quieras, y más, y encima no se le cae la cara de verguenza. Escupo sobre su nómina.
**********
Nunca estuve muy al tanto del lío "canon digital", pero tras las correspondientes explicaciones de un amigo muy al tanto, y la absorción de más información, declaro mi ferviente posicionamiento en contra del canon digital. La razón fundamental para mí es: Me cobran previamente por algo que no saben que voy a hacer. Por lo tanto, me vuelven a estafar, con premeditación y alevosía. Nuestros queridos actores (que han comprado el dominio www.vivodesubvenciones/vivaelgobierno.com ) estarán contentos. Arrieros somos y en vuestras películas no nos encontraremos.
***********
Pero como todo no puede ser malo, de 11:30 a 12 de la noche , los miercoles en la 2, nos vamos de viaje...a otro mundo. Que se venga toda la muchachada. Surrealismo para relajarse, para reirse, para vivir.

sábado, diciembre 01, 2007

Mitificaciones: Emilio, el del Zurra

Esta nueva mitificación no es de un personaje conocido, pero es mítico. se trata de Emilio, el dueño y tabernero del "Zurracapote", uno de los lugares que no deberían desaparecer nunca. Está situado en la C/ Manuel Lasala, nº6, de Zaragoza.
No es de primeras un tipo simpático, pero una vez cogida la conversación, con esa media sonrisa que esboza, te hace pasar grandes ratos.
El caso es que no voy mucho ahora (antes sí). La penultima vez acabé con el bar cerrado a las 3 de la mañana jugando al ajedrez (es un maestro y yo un superpaquete). Claro, contado no suena tan surrealista, pero acabar una noche de juerga con los amigos en el Zurra yo solo jugando al ajedrez con el dueño, para mí es plenamente mitificable.
Ayer fué la última vez que fuimos. Como siempre, sólo había una persona (suele estar vacio), y Emilio, entre copa y copa, recitaba alineaciones del R. Zaragoza de diversas épocas. Memoria-fichero prodigiosa. Me quedé anonadado. Incluso le logramos sacar una bolsa de cacahuetes gratis. Pensarán ustedes: ¡¡vaya cosa!!, pero es que otra caracterísitica suya es que es muy rata. Jamás invita. Recuerdo la anecdota historica que nos tomamos un chupito con él, y le dijimos que se sacase otro para él, y así brindabamos todos; ¡¡nos quería cobrar el suyo!!.
En fin, que me chifla que todavía queden personajes y sitios tan auténticos, con su suciedad, restos de pintura que no limpió, su música de Tv(creo que no tienen licencia para poner música), y todo lo demás.
Vayan, si no han ido; vuelvan, si ya han estado, y disfruten.