Páginas vistas en total

viernes, enero 25, 2008

Alfredo, el ermitaño (ó Rutina accesoria 2)

Alfredo baja cada día a las 13:52 minutos a comprar media barra de pan a la misma panadería-franquicia de siempre. La misma desagradable dependienta le cobra 48 centimos, dejandole los dos centimos de vuelta en el mostrador, mientras él pone la mano para nada. No va a otro sitio porque tardaría más tiempo, y no quiere alejarse de su domicilio. Es la única vez al día que abandona el hogar.
A las 13:58 sube, arregla la comida y come a las 14:27, para ver, sucesivamente, los deportes de la Sexta, cuatro, y titulares de antena 3.
A las 15:04 echa una siesta.
Cada día que pasa se le hace más difícil salir a la calle. De hecho, cada vez tarda más en abrir las persianas, hasta que un día deja de abrirlas y usa siempre en casa luz artificial (de bajo consumo). La luz natural le empieza a turbar. Tras diferentes experiencias en paginas web, descubre que pueden traerle todo lo necesario (incluido el pan). Tras los primeros intentos, conoce a un repartidor al traer un pedido y establecen un acuerdo. El repartidor traerá el pan todos los días, junto con el resto del reparto.
Este acuerdo hace que Alfredo ya no salga más a la calle. Su jaula de cristal está ya cerrada. Nadie osará ya perturbarle su actividad. Pero necesita más. Tras un capitulo de Bricomanía, realiza una especie de gatera en la puerta de entrada.
Tras una renovación del acuerdo con el repartidor, quedan en dejarle el pedido por la “gatera”. Además, Alfredo le dará la basura en diferentes bolsas (amarilla, verde, negra y azul, según contenido) para que el repartidor la baje y recicle; todo ello, a cambio de una suculenta cifra.
Alfredo ya es libre del exterior: no necesita salir a la calle y ser molestado mientras ejerce su inconmensurable tarea.
De repente, Alfredo se despierta, empapado en sudor; inquieto, se da cuenta de que todo ha sido una pesadilla. Abre la persiana rápidamente y comprueba que la puerta de entrada no tiene gatera. Tras un rato en casa, se percata de la hora que es. Debe bajar a comprar el pan. Es la 13:52.

"¿dónde está el Tranquimazine? ¿dónde estaba aquello que guardabas para mí? ¿qué necesito? ¿que necesito?...contrarrestar lo demás."

jueves, enero 24, 2008

Enero en la playa


De verdad, bajense esta canción , tumbense , escuchenla y disponganse a olvidarse de todo "by un rato"(y sin puritos reig)." Enero en la playa", de "Facto de la fé y las flores azules": Excepcional.


"Y tu piel es blanca como esta mañana de enero, demasiado hermosa como para ir a trabajar.Sin pestañear hablamos con el jefe un cuento chino y, como niños, nos volvemos a acostar. Se supone que debía ser fácil ¿Tienes frío? Pero a veces lo hago un poco difícil. Perdón. Suerte que tú ríes y no te enfadas porque eres más lista y menos egoísta que yo.

¿Todavía tienes frío? Bueno, cierra los ojos un minuto que te llevo a un lugar.

Imagina una calita, yo te sirvo una clara. Es verano y luce el sol, es la costa catalana. Estamos tranquilos, como anestesiados. Después del gazpacho nos quedamos dormidos mirando el Tour de Francia en la típica etapa donde Lance gana imponiéndose al sprint con un segundo de ventaja en el último suspiro colgándose a sus hombros el maillot amarillo. De nuevo al chiringuito, un bañito, un helado de pistacho y un partido al futbolín. Lanzamos unos frisbis, jugamos a las cartas y acabamos cenando sardinas y ensalada. Bebemos, dorados. Hablamos, callados. La luna, la sal, tus labios mojados. Me entra la sed y pido una copa y España se queda en cuartos en la Eurocopa.

Pero nos da igual, hoy ganaremos el Mundial. Subimos a casa, hacemos el amor y sudamos tanto que nos deshidratamos. El tiempo se para, el aire no corre. Mosquitos volando y grillos cantando y tú a mi lado muriendo de sueño. Cansada, contenta, me pides un cuento y yo te lo cuento, más bien me lo invento:

Te explico que un niño cruzó el universo montado en un burro con alas de plata buscando una estrella llamada Renata que bailaba salsa con un asteroide llamado Julián Rodríguez de Malta. Malvado, engreído, traidor y forajido. Conocido bandido en la vía láctea por vender estrellas independientes a multinacionales semiespaciales. Y te duermes…

Vivan las noches, El sol, la sal en tus labios.

Al principio, como siempre, dormimos abrazados y cuando ya suspiras me retiro a mi espacio. Me gusta dormir solo a tu lado de la cama, de esta cama ahora repleta de mantas en esta mañana fría, fría, fría, congelada, congelada."

viernes, enero 18, 2008

La competencia nunca descansa

Chiste buenísimo, con posos de tristeza.
*********************
El otro día no sabía que mirar en Internet, y le dí a la parte de arriba del blog, donde pone: "siguiente blog", y realmente te encuentras blogs peculiares:
  • Un blog que analiza diariamente los capitulos de escenas de matrimonio, poniendo notas a las parejas cada día.
  • Otro blog de una americana que acaba de tener un hijo (supongo), y son solo fotos del hijo. Cada día igual debe hacer 200 (y colgarlas).
  • Uno que tiene un montón de contadores de tiempo con los días, minutos y segundos que quedan para que se estrenen sus discos y películas favoritos.
¡¡¡locura!!!( que diría alguno que yo me sé)

*********************
Concentración en la red para que El Blog de Reve de Rebe vuelva a actualizar y a seguir en marcha. La falta de tiempo no excusa de tu cumplimiento con tus seguidores. Aceptamos una actualización por mes...como animal acuático. Si no lo reabres, nos veremos obligados a ejercer medidas más drástikas (ojo, con k!).
*********************
Dios mío, los realities pueden muy grandes: resurreción de Joselito, Lucia Lapiedra(y sus tangas), Karmele (que te calles)y....¡¡¡¡Patxi Salinas!!!( Mr. Red card). Los demás, ni zorra idea.

sábado, enero 05, 2008

Medidas para un hogar eficaz

La gente no sabe que las mantas no se lavan(nunca). Tampoco conocen el viejo truco de poner el segundo plato en el mismo plato. La gente que no lo hace destroza el planeta (más agua, más detergente).
Hasta los andorranos saben que el vaso del zumo sirve para el de la leche, aunque éste ya no sirve para el de la comida (certificado empíricamente).
Las toallas no se ensucian, ya que te secas con ellas cuando estás limpio. Ergo, las toallas nunca se deben lavar. Aunque huelen tras varias semanas. Debo descubrir el porqué.
El mundo de la plancha no debe ser tan alargado. Stop a las camisas. Tirando de jerseys en invierno y polos en verano (de nuevo con empirismo mediante).
Otra cosa importantísima: quien no mancha, no debe limpiar (aprender esta máxima como si fuera el pin del movil).
Lo que no se vé; no está sucio; asï que debajo del sofä, puede haber tres osos y cuatro culebras; no obstante; si trabajas este mandamiento, nunca, bajo ninguna circunstancia, muevas el sofá. El infarto de miocardio podría estar asegurado.
Y si sigues estas premisas, podrás tener mucho tiempo para ver cine porno, comprar en el chino cerveza Xibeca, o chatear en algún foro de surferos desempleados.