Páginas vistas en total

viernes, septiembre 19, 2008

miércoles, septiembre 17, 2008

Casación


Las bodas son una patraña, no necesito firmar ningún papel para demostrar mi amor, las religiones no son sanas (frase políticamente correcta que evita el término "defecar"), las multitudes restan credibilidad al asunto en cuestión, es un dineral para un sólo día,

Sí, pero...y si decidiésemos fundirlo todo en una macro fiesta, y si juntasemos a toda la gente que queremos, y si les diéramos de comer y de beber hasta que reventásemos todos de éxtasis (religioso), y si dejase atrás mis criterios objetivos y me dejase llevar por el corazón, y si eligiera de lugar uno de los más bonitos de la ciudad donde nací y a la que adoro, y si permitiera que mis amigotes me contrataran una stripper(contra mi férrea voluntad), ¿¿y si me dejase de "y si " y me casara con la chica más guapa de la ciudad??

Casación, pues.

jueves, septiembre 11, 2008

AP-68: Segunda aplicación de la Justicia G

Ricardo Pérez era un trabajador que volvía todos los viernes de trabajar en Logroño. Debía conducir por motivos laborales por la Autopista Ap-68; ésta es la autopista que conecta Zaragoza con Bilbao (la vasco-aragonesa). Ante las continúas estafas a las que venía siendo sometido en los peajes, decidió denunciarlo ante la Justicia G .
En la sede de la Justicia G, le preguntaron cuales eran sus motivos, ya que no parecía que la cosa fuera para tanto.
Ricardo fué enunciándolos uno a uno:
  • 1-Dicha autopista es la más cara de España. No hay ni un sólo bono de descuentos por uso frecuente.
  • 2-La carretera nacional gratuita (N-232) por la que se podría ir también es la más peligrosa del país, albergando la mayor tasa de muertos (y de camiones). El firme , además , es un completo infierno. Cuentan que la gente que pasa por primera vez por allí, se para en los descansos aterrado al ver la muerte próxima.

3-En otros puntos negros, el Ministerio de Fomento ha habilitado exención de peajes (tramos de andalucía ), tarjetas descuento(Gobierno de Navarra), o inicio de obras de Autovía gratuita. Sin embargo, en ésta: ...(visionen ahora una planta rodadora).

Provocado por tamaña injusticia, la Justicia G tomó cartas en el asunto. Como es justa, siempre dá una oportunidad de retractarse a los culpables.
Ante el requerimiento por escrito de la Justicia G, la Ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, se limpió el culete, por lo que la Justicia G actuó:
Se llamó a la susodicha ministra y al titular anterior, Alvarez Cascos, y se les conminó a situarse en el km 1 de la Autopista AP-68. Ellos, felices porque pensaban que iban a inaugurar algun tipo de nueva mierda, llegaron encantados. Entonces comenzó la justicia:

"Debeis empezar a correr el tramo de la Autopista desde ya. Vuestro único líquido será un poco de petróleo, que la pagareis con vuestro salario, que os lo pagamos nosotros. Ahora vereis la realidad de vuestra indecencia"

Al principio se negaban, pero unos buenos latigazos a tiempo hicieron que Cara de cerdo y Chula-prepotente mantuvieran una cierta marcha. El sudor salvaje(ellos nunca habían sufrido para hacer nada) hizo mella y al cabo de algunos kms, ya habían firmado un documento en el que se comprometían a liberar el peaje de la autopista y hacerla gratuita.
De paso, quisieron comprar la voluntad de la Justicia G para posibles futuros encuentros, pero la Justicia G nunca se vende. Es un hombre decente en un mundo indecente.

Algunos lo llamaron secuestro, otros torturas, pero tan sólo era Justicia G, insegura, sorpresiva, singular pero, a veces, incluso justa.

“¡¡Llamando a Justicia poetica, por favor!!¡¡Llamando a Justicia poética, por favor!!”



domingo, septiembre 07, 2008

Cuestión de confianza


Cada vez que hago cualquier acto en la vida, he de confiar en todo el mundo de una manera ciega, absoluta e inquebrantable.
Cuando me tomo una Coca-cola en un bar, confío en que el camarero no me haya echado cianuro. Cuando paseo tristemente por Lecumberri, confío en que nadie me destroce la cabeza con una maceta. Incluso confío en que no tenga el Sida. Siempre confío.
Soy un absoluto crédulo. Creo, o confío (verbo repetido hasta la saciedad). Confío en que mis padres me quieran, en que mi esposa sea fiel y no se case por mi colección de sellos de Franco, en que lo que me han contado en los libros sea verdad y Agustina cañoneara heroicamente, en que Lebron James se saque la Eso. Incluso confío ciegamente en que la chistorra sea navarra de veras. Con confianza se vive mejor, sin duda.
Ay, pero el día en que deje de confiar, será el día en que los demás deberán empezar a desconfiar de mí.

Pd: La foto es de una escultura de Lorenzo Quinn, "Confianza".

martes, septiembre 02, 2008

Acerca de esfuerzos y lecciones

Hoy podría ser un martes cualquiera, en el que cuento las horas hacia el viernes, pero estoy contento y sonriente.
El viernes noche y sábado recibí unas lecciones acerca de lo que es preparar un acontecimiento y hacerme disfrutar como un enano (sin esposar).
Tan sólo quiero que quede constancia que me doy cuenta del tremendo esfuerzo que habrá supuesto a unos preparar un conciertazo, con cumplimiento del sueño al final cantando Héroes, a otros venir de vacaciones de propio dos días antes, a todos el ingente esfuerzo económico, de tiempo y de coordinación, que me supongo que habrá sido extrema.
Deciros que mereció la pena, sin duda.
Por todo ello, me debo en la absoluta devoción del buen nacido, es decir, estar plenamente agradecido.
...A mis amigos, hoy, mañana, por siempre.