Páginas vistas en total

domingo, octubre 03, 2010

Fariseismo, Doctor Honoris Causa


El gran teatro del mundo, ya saben , Calderón y todo eso. En eso pensaba Susana mientras le saludaban sus nuevos compañeros con una sonrisa la mar de fingida. Susana era la nueva interventora y nadie sabía de dónde carajo venía o, mejor dicho, qué padrino tenía.
Todos aparentaban ser felices con Susana, mientras, por dentro, alguno rumiaba odio; Lucho, en concreto, sólo se debía a la empresa: con antiguedad y prestigio era el que más depósitos realizaba para el Banco, y aspiraba el puesto de Susana.
-¿ de dónde habrá venido esta zorra? -rezongaba para sí mismo Lucho-.
Mientras tanto, Ildefonso se comenzaba a cansar sólo de pensar en cambiar sus hábitos de trabajo para poder ocultar a la nueva interventora que no hacía nada. Hasta entonces, los solitarios y buscaminas, junto con forofetiche.es eran sus mejores ocupaciones.

Susana convocó a todos a una reunión en la Sala de Juntas y comenzó a hablar en tono dialogante y amistoso: quiero que seamos una gran familia, hacer cosas juntos, para reafirmar el espíritu de equipo de esta gran empresa, y bla, bla....

Todos permanecían con cara de atención por fuera, pero asqueados por dentro, hasta que Susana dijo:

-como primera actividad de unión, voy a comenzar a hacer el amor con Ildefonso y Lucho encima de esta mesa.

-¿ de verdad? -los ojos de los aludidos parecían salirse de sus cuencas-

-Claro que no. Ildefonso, tienes la carta de despido encima de mi mesa. y Lucho, tendrás que venir los sábados también y se te baja el complemento de productividad.


Moraleja: A veces las cosas son lo que parecen

2 comentarios:

FanáticoDelgadista dijo...

Te echaba en falta my friend. Sigue posteando abiertamente y sin censuras.

El micromundo de la empresa tiene tantas cosas que nos sorprenderían...sin ir más lejos creo que todas las mesas de las oficinas de los jefes están mancilladas. Una vez me dijo un tipo que los mayores contratos se cierran en los night clubs..

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, que por amor creaste al hombre y, aunque justamente, con tu misericordia lo redimiste, por Cristo, Señor nuestro.


Por él, los ángeles y los arcángeles y todos los coros celestiales celebran tu gloria, unidos en común alegría. Permítenos asociarnos a sus voces cantando humildemente tu alabanza

AMEN

Laika dijo...

Now we rise

And we are everywhere